Conoce a alguien

Galicia


He mudado mis alas de grillo
Te pienso ... más de lo que sabría
-por otro canto en la memoria del Río Miño-.

Reconozco estigmas en la copa vacía
porvenir dibujado en fantasías.

Torbellino de luz.
Vagancia traslúcida
de tu huella... unidala la mía.

Se mudado tu ropa a mi perchero.
Pintas de color mis fantasías.

Ylia Kazama© - Fragmento
Abril 1998
Septiembre 2005
Otro Aniversario Más
En la Memoria
Sin Olvido
Dedicado a ti .... corazón, simplemente porque somos. Nos ocultamos -para siempre- tras el nunca más el prodigio de la luz y .........

El Río del Olvido

La primera vez que fui a Galicia, mis amigos me llevaron al Río del Olvido. Mis amigos me dijeron que los legionarios romanos, en los antiguos tiempos imperiales, habían querido invadir estas tierras, pero de aquí no habían pasado: paralizados por el pánico, se habían detenido a la orilla de este río. Y no lo habían atravesado nunca, porque quien cruza el Río del Olvido llega a la otra orilla sin saber quién es ni de dónde viene. Yo estaba empezando mi exilio en España, y pensé: si bastan las aguas de un río para borrar la memoria ¿qué pasará conmigo, resto de naufragio, que atravesé todo una mar?. Pero yo había estado recorriendo los pueblecitos de Pontevedra y Orense, y había descubierto tabernas y cafés que se llamaban Uruguay o Venezuela o Mi Buenos Aires Querido y cantinas que ofrecían parrilladas o arepas, y por todas partes había banderines de Peñarol y Nacional y Boca Juniors, y todo eso era de los gallegos que habían regresado de América y sentían, ahora, la nostalgia al revés.

Ellos se habían marchado de sus aldeas, exiliados como yo, aunque los hubiera corrido la economía y no la política, y al cabo de muchos años estaban de vuelta en su tierra de origen, y nunca habían olvidado nada. Ni al irse, ni al estar, ni al volver: nunca habían olvidado nada.

Y ahora tenían dos memorias y tenían dos patrias.

Eduardo Galeano El Libro de los Abrazos

Ylia Kazama© - 28 diciembre 2002
Desde Benevante y Puebla de Sanabria hasta Ourense y Bueu
Directo al corazón
Ahora tengo dos memorias y dos patrias y el corazón ... conmigo.

  Río Miño

 "Más no me canso nunca de esperar en la calle;
cada día voy a las puertas de la ciudad
con un alcolla de vino...
podrías regresar sediento.
¡Oh!.
Si pudiera contraer la superficie del Mundo
Para reencontrarte de pronto, de pie, a mi lado".
Mao Tse-Tung
Liriche Cienesi
Turín 1968

"No me ruegues que te deje y me aparte de ti,
porque a dondequiera que tú fueres, iré yo,
y dondequiera que vivieres, viviré.
Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.
Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada".

Rut 1.16,17
El camino de Santiago

É bo írmonos dando conta de que non comprendemos nada
Maurice Maeterlinck

Página en constante camino amoroso

  Página Principal - Ylia - Español Siguiente