Rompiendo el Silencio

Escucho tambores a lo lejos
Un latido que pulsa débil
Viene de adentro
Es un latido que no conozco
Un corazón apesumbrado no conoce la paz
Un estanque oscuro y envenenado
De la libertad ahora perdida
Un instrumento, una herramienta del opresor
Corazón mío, sé fuerte
Y guíame cuando los ojos se apagan
Cuando los oídos ensordecen con palabras vacías
Cuando sé que hay vida dentro

Un disparo despedaza el silencio
Donde alguna vez cantaron las aves
Una madre acuna a un niño ya muerto
Ahora hay muerte donde comenzaba la vida

Desde el corazón apesumbrado de Africa del Sur
La llaga supurante de Nicaragua
Los disturbios en las calles de China
La muerte exigiendo más

El cambio se tarda en llegar
Mis ojos apenas pueden ver
Los rayos de esperanza ya vienen
atravesando el humo de la apatía

Pero corazón mío, sé fuerte
Y guíame cuando los ojos se apagan
Cuando los oídos ensordecen con palabras vacías
Cuando sé que hay vida dentro

Que el espíritu nunca muera
Aunque el corazón apesumbrado sienta dolor
Cuando este largo invierno termine
Florecerá otra vez

Lorena MacKennitt

Un tributo a Amnistía Internacional
por Loreena McKennitt
de su álbum
"Parallel Dreams", 1989
(Traducción de Cheryl Harleston)


Página en constante florecimiento

Página Principal - Ylia - Español Siguiente