Los valores no tienen tiempo ni son de moda......

El Mundo del Amor

No hay un mundo de amor, hay que hacerlo día a día ...
Ylia

 

Carta a mi misma:

Hola, ahora que estamos solos, esta carta es para ti y desde mi jardín secreto te escribo con el corazón y humildad, no por ser madre de un hombre que tiene más de 22 añoshe aprendido todo, renuevo cada día a día el aprender a amar. No hay manuales para ser buenos padres o madres; pero tampoco existen manuales para el hijo prodigio. Sólo está el día a día.

Pero hay un tercer camino, el "cambio de actitud". Tener un hijo es la responsabilidad del futuro, no sólo de una familia, sino del mundo. Amarlos no sólo parece natural, amar se aprende amando, y siendo amor una palabra corta pero infinita, aprender a trascender en el amor es la escuela de los padres.

Amar es sacrificio pero también es una lectura a la prolongación de la vida.  No sólo se ejerce de padre o madre, se ejerce de "ser humano" y es éste el que comprende y asume con responsabilidad que los códigos morales no pasan de moda.

Quizás no habrá que pretender ser la mejor madre o el mejor padre (ni te agobies), tampoco ser amigos de nuestros hijos, sólo asumir la responsabilidad de padres desde el ser humano que hay en cada uno. Sin perfecciones, pero si perfectibles.

Dice Borges que: "la primera vez que ocurren todas las cosas, es la única vez que ocurren". Hay que cuidar esa primera vez con nuestros hijos como un regalo precioso. Sí estás enfadado/a piensa antes de imponer un castigo. El amor es también ser inteligentes, ser maduros y apoyar en vez de minimizar.

Es desde el corazón alegre que uno es padre o madre, no dañar el corazón de un hijo/a con impunidad es parte vital del amar. Enseñarlos desde el ejemplo que el cuerpo es un templo de respeto (aunque suene pasado de moda, ¡ no lo es !, no te dejes impulsar por palabrerías sin sentido, es importante que sepan desde nosotros que el cuerpo es una energía de luz, que no se puede hacer mal uso de él sin que afecte la vida en general, pero es desde el ejemplo donde aprenden, no desde la palabrería, sin hechos).

Que las mujeres somos responsables (pero es un derecho también) de sus primeros años, que aunque tengas que estar todo el día fuera, logres encontrar un tiempo para ustedes solos. Que el padre es vital en el crecimiento sano. Una chica sin ese primer amor masculino, tiende más a no tener respeto por sí misma, cayendo en relaciones desastrosas; intentando buscar la justificación del amor, que es responsabilidad del padre. Una mujer se ve a través de los del padre, como parte femenina del mundo, esta primera vez, es importante. Sí se sabe amada, querida, aceptada, sus códigos morales no se verán afectados a pesar de la presión social del momento. Lo mismo le pasa a un chico, si la madre no le enseña a demostrar valor ante el amor en libertad; será un prisionera de su "libertad". (y esto es sólo ejemplos, hay más cosas que pasan sin esos primeros amores). Sin embargo, es sólo  la punta del iceberg, porque es cierto, que los seres humanos también modificamos conductas aprendidas en casa, porque nuestro espíritu nos impulsa a crecer, a trascender.

Sí eres una chica o chico el que lee ésto, y las relaciones con tus padres no han sido lo que hubieses soñado o tienes una perdida de cualquiera de ellos; entonces ejerce el "padre-madre" desde tu interior, hay de todo dentro de nosotros: niño/a, madre o padre. Se contigo mismo y con los que conoces eso que te faltó para que la falta no se quede en el vacío. Es difícil, lo sé; pero no hay imposibles. La psicología nos ayuda a conocernos pero la filosofía nos dá la clave para encontrar la llave de nuestras puertas, para abrirlas y no dejar que se conviertan en muros.

Ser padre o madre es también vocación, sí de verdad no la sientes, si sólo quieres "cumplir" con lo que dicen debes hacer, piensa dos veces antes de tener un hijo; en esa segunda vuelta de pensamientos, deja hablar a tu voz interior, ella te dirá el por qué sí o por qué no. Y sí eres mujer joven o un hombre joven y tienes un hijo ahora, sin el apoyo familiar, (ya sea que falte algúno de los dos por el motivo que sea), no tengas miedo; y ejerce sin culpa la paternidad o maternidad. Acepta la realidad con dignidad y haz que tu hijo/a aprendan de ti el acierto de la vida (no digo que sea fácil), sólo creo que sí evolucionas y cambias de actitud contigo mismo/a la misma honestidad con que te desenvuelvas hará que se transforme de manera gradual el día a día.

Tenemos un destino común, el ser seres creados, creadores y re-creadores nos dá una derecho sagrado y un deber moral.

Saber ver, lo que "es" y lo que "ocurre" es darnos una oportunidad de elegir. Elige con prudencia a tus amigos/as y a tu pareja. "Haz por otros lo que te gustaría que hicieran por ti, pero, no permitas te hagan lo que tú no harías". Un(a) buen(a) amigo/a, o un(a) buen(a) compañero/a es aquel(la) que te impulsa a crecer, donde la relación te provoca "vacíos" para ser llenados por hechos, palabras, conocimientos y éstos nos dan la posibilidad de adquirir a diario nuestras propias gotas de sabiduría. Eres un ser en crecimiento, si tu pareja te considera un ser vivo en evolución y tú a él, la elección es correcta. Sino, entonces cuestiona dónde está tu nivel de consciencia en el mundo (no se trata de cambiar de pareja ¡ eh !) se trata de evolucionar. Para ser respetado/a hay que respetar. Sólo es cosa de "mirar el corazón del otro desde el corazón tuyo". Una persona que te ama está, sino físicamente, está contigo; no des excusas a lo que no tiene razón; el amor es permanencia. El poder ver así, nos dá el derecho de elegir, no lo que queremos, sí eso nos degrada, sino lo que "debe ser para agradarnos" y en ésto radica la madurez del amor. (Nadie dice que es fácil.... sólo a la larga es más fácil tomar decisiones).

Soy tradicional en mil cosas, pero tradicional/trasgresora con códigos personales, no estoy de acuerdo en el aborto. ¡ Digo sí a la vida !, pero desde la vida también creo que la libertad se ejerce antes del embarazo; sí no tienes tiempo, sí no estás en disponibilidad para darle de comer, sí de verdad no estás en edad de tener hijos, cuestiona ANTES sí estás en edad "mental, física, amorosa" de tener relaciones sexuales. Y sólo ejércelas en la libertad amorosa, no importa si te llaman cursi, ser trasgresora/o es saber decir "no" por convicción. La fusión de dos cuerpos es importante, y sí la ejerces desde el amor, con el amor de la otra parte no te arrepentiras (¡ te lo aseguro !), pero sí la ejerces pensando que eso te hace estar en lo que todos, es darle valor a la promiscuidad, y eso ni es bueno, ni malo; sólo que a algunos nos hace daño. Piensa sí te hace daño, sí mañana al verte al espejo te amaras con respeto y sí tu respuesta es ¡ sí !, ama sin ideas románticas, ama el día a día pero toma la responsabilidad de la vida y decide desde ti, cuándo es el tiempo de tener un hijo/a. Recuerda que cada día es para mejorar la vida, todos cometemos errores, pero cambiar hacia lo positivo hace del error una escala hacia el éxito personal. Y a eso venimos, a crecer, a evolucionar, a amar.

Postergar no es anular, así que dáte permiso de "postergar" y aprende que hay métodos para no tener hijos; sí te informas podrás tomar una decisión moral y física correcta de acuerdo a tus factores físicos y psíquicos; pero lo más importante, aprende a tener un metódo para respetarte, quererte y sólo "hacer el amor" desde el amor, verás que la vida te regresará lo mismo pero aumentado: serás feliz con la disciplina de ejercer desde tu libertad de ser "ser humano" que tiene un alma a cuidar. Por cierto y sólo como acotación, ser vírgen no tiene nada de malo, eres libre de ser y tampoco tiene nada de malo no serlo, sí es que estás convencida por tí misma, no por la presión social; haz un trato correcto contigo. Las "etiquetas" no importan, ¡ tú vales la pena !. ¡Haz que tu vida tenga sentido!.

Si ya tienes hijos/as práctica el abrazarlos profundamente, el amarlos sin juzgar, el manifestarte de manera intuitiva; desarrolla con plenitud el acto de amarlos dando el único tesoro que tienes: tiempo (el cuál es tan preciado que no se puede ni vender, ni comprar).

Escribe en tu corazón ese destino, deja con libertad que tu hijo/a lo escriba en el suyo, pero dándole las herramientas necesarias: un buen papel, una tinta clara y una pluma que no manche.

No hagas ni caiga en el juego de la doble moral; unas cosas decimos no hacer y hacemos a escondidas. Piensa que todo se ve, que cada acto orienta el alma y que todos somos una argamsa de huesos, alma, espíritu.

Sí dos seres se han unido para ser el cielo y la tierra y han dado a luz al firmamento, cuida que siempre haya un sol y una luna; que pase lo que pase los hijos saben ver la verdad de la actitud de sus padres y que sí eres hombre tú única responsabilidad y derecho es ¡ ser hombre ! y sí eres mujer tu única responsabilidad y derecho es ¡ ser mujer !, no con estereotipos establecidos que no nos pertenecen (esos de los programas o series que no dan valor al sentido humano de una mujer o un hombre real), sino desde dentro y para el exterior. Las relaciones, cualquiera que sean se basan en respeto, sinceridad, verdad; si dices que harás algo ¡ cumple !, no prometas nada que no puedas hacer.

La palabra tiene un peso en el universo, toma ese sentido tu palabra es "real", importa. Y ... no le rompas el corazón a nadie. Tener escrupulos es indispensable para llevar una buena vida. No se puede (sí se puede, pero como das, te darán!), romper el corazón con impunidad como si prometer o hacer creer que la otra parte ha encontrado el amor, es algo simple. Las cosas simples de la vida que valen la pena, son las cotidianas y éstas no hacen daño. Como he mencionado, todo tiene una vibración en el universo, somos energía; y si esa vibración que damos es dañina, se retornará en enfermedad, depresión, insatisfacciones, dolores, tristezas (no como castigo, es sólo que el espíritu si sabe lo que nos hace bien o mal). Seguro tú quieres ser feliz (como todos), pues ¡ hala ! debes serlo, a eso venimos a ser felices en la luz, sólo hay que ser coherente: "no hagas nada que no quieras te hagan".

Los valores no pasan de moda, no tienen tiempo, son la base de toda vida. Honestidad, valor, respeto, cabalidad, generosidad son cimientos de vida.

No es difícil ser padres, sólo es construir día a día la vida y nunca mejor que hoy para empezar.

Un abrazo desde mi corazón de madre, no perfecta, pero si perfectible y en la esperanza de que sí cada uno hacemos un poco, de poco a poco el mundo será un mundo de amor.

Un beso,

Ylia

Caleidoscopio©

Algunos libros que pueden interesarte:
cover
cover

 

¿Qué són los hijos?

Una niña o un niño es un mágico capricho de la naturaleza. En un diminuto y frágil cuerpo parecen reunirse todas las maravillas del mundo. Quien observa atentamente a un pequeño no puede menos que creer en la existencia de Dios.

Porque un pequeño es:

Una combinación de inocencia de la paloma con la astucia del zorro; con una mezcla de la curiosidad del genio con la imprudencia del pájaro; una pila de energía en el cuerpo de un oso perezoso; un extraño cóctel de entusiasmo, imaginación y ternura.

Un pequeño es un canto de Amor y de Alegría
¡ Un Himno de Fe y Esperanza !

 cover


Página en constante re-creación

Principal Agua Siguiente