Cartas musicales
 

Cielo:  Esta carta es de cambios y de un solo consejo: ¡no te mueras nunca!. Eres a veces la rutina pero así, con todo eso, te aseguro que no hay sueño que sueñe lo que sueñas.  Eres gesto, memoria, un árbol cegado por la vida, pero también eres terso, poema que estremeces en la sangre. Eres el horizonte que fluye, el navío, el hilo que a veces se rinde, el sitio tutelar de la hombría. Pero también eres la esperanza, no importa que te digan,  "semos los mejores" no lo dudes nunca........ Ylia

Y la cierro, y en el sobre,
tras guardarla sonriendo
escribo estas dulces frases:
"En su país, a mi dueño"
Y después, enternecida,
la miro, le doy un beso,
la pongo en mi corazón,
¡ y se la doy al cartero !.

María Enriqueta Camarillo
Rosas de la
Infancia Mexicana

"Reivindico el espejismo
de intentar ser uno mismo
 ese viaje hacia la nada
 que consiste en la certeza
de encontrar en tu mirada
la belleza...".
Luis Eduardo Aute

Página en constante canción

Siguiente