Bardos - Poietés
Sergio Borao Llop

 

Paranoia

Todas las calles de la noche te persiguen.

Hay rostros que te acusan en todas las esquinas,
dedos que te señalan tras la piel del crepúsculo,
copas de sangre fétida crecidas en tus manos.

Hay ojos que te miran desde el plato de sopa,
voces que te despiertan después de medianoche,
relojes que inflexibles certifican la infamia.

Hay vientos que no cejan y lunas desveladas,
compases que dibujan el círculo imperfecto,
calendarios perpetuos que niegan la esperanza.

Como ciega mariposa se estrella en los cristales
tu vuelo que no puede rebatir la sentencia.

Todas las calles de la noche te persiguen
y no hay lugar en el que puedas esconderte
del veneno culpable que embarga tus desvelos.

Página en constante creatividad

Directo al Corazón Siguiente