Bardos - Poietés
Orlando Morales

 

Hay niños en la calle

Salir a la calle, cada día, más miedo me da,
la violenta bofetada de una clara realidad
me golpea en la cara, en la conciencia
me golpea en los ojos y me aturde.

Salir a la calle y ver la verdad,
como una inocencia pura se va,
como la indiferencia, da lo mismo,
me da igual, que me importa.

Hoy llegan niños a esta ciudad
y nacen debiendo lo que jamás gastarán,
me aturden sus rostros ajenos,
me conmueven sus ojos de cristal.

Hay niños en la calle
ellos piden por su pan
no vienen de sus casas
y tampoco se van.

¿Dónde quedó la inocencia,
donde quedaron sus juegos infantiles
la ronda, la pelota y el volantín?.
Son niños, que crecidos están.

Hay niños en la calle
vendiendo su cuerpo
para vivir un día más,
para todo el resto parece normal.

Hay niños en la calle
rompiéndose el alma
para poder escapar,
de un mundo de mierda que los quiere mal.

Hay niños en la calle
que aspiran venenos,
que optan por ser fusiles,
que endosan su niñez.

¿Quién los recuerda cuando ellos se van?
Se organizan Escuadrones de la Muerte
para matarlos cuando ya muertos están
...y nadie dice nada ...y nadie dice nada.

En todas partes se ven Luchines,
en cada calle hay serafínes,
en cada rincón de este mundo
la vida debiera estallar en juegos sútiles.

Página en constante creatividad

Directo al Corazón Siguiente