Bardesas - Poiétrias
Ea PozoBlock

 

Diario Transilvania

El medio hombre tiene un lado bueno, el izquierdo; el costado derecho es invisible a los ojos de la especie humana. Es en todo como un hombre a la mitad: un ojo, un brazo, una pierna, un costado, media vida. Vive en las tierras llanas, en los sitios húmedos y le agrada luchar con los que encuentra. Si el medio hombre es vencido convierte al triunfador en un hombre práctico y juicioso, apto para los negocios y las finanzas; si vence, la víctima se convierte en poeta, condenado irremediablemente a buscar toda su vida el lado oscuro de las cosas

© Ea Pozoblock

Para liberar las penas y los poemas
hay que cantar bajito.
Entonar sólo cosas ciertas
promesas que no se rompan
juramentos solares en el desierto.
Permanecer atento al movimiento de la vida
los brazos hacia el cielo
y luego ser sólo de relámpagos y tiempo


Ylia

Página en constante cretividad


Directo al Corazón Siguiente