Bardesas - Poiétrias
Nohemí Sosa

 

Visita de mar
Contigo avanza mi estancia de mujer en esta tierra
juego y respiro tu presencia en mi sueño
habitamos unidos en esta carpa transitoria del mundo
la luz nos inunda y rasga el terror de no ser
porque estamos vivos cuando nos contemplamos
hemos aprendido que la distancia es sólo un puente
y en la palabra encontramos solaz a la fatiga
somos niños que deletreamos    nuestro amor
ahora nos ocupamos de construir un faro
                         para muchos inútil
                         para muchos absurdo
mas nosotros sabemos es para los navegantes del sueño
y aunque a veces en el desierto
                             sólo queden espirales de nácar
del mar que se alejó queda el sonido.

Para liberar las penas y los poemas
hay que cantar bajito.
Entonar sólo cosas ciertas
promesas que no se rompan
juramentos solares en el desierto.
Permanecer atento al movimiento de la vida
los brazos hacia el cielo
y luego ser sólo de relámpagos y tiempo


Ylia

Página en constante cretividad

Directo al Corazón Siguiente