Bardesas - Poiétrias
Amparo Tello


El alba añorada

El alba se levanta moribunda
cuando dejamos volar nuestros buitres...
en busca de carroña donde verter nuestros yerros.
Nos enseña la historia
como las terribles guerras
se iniciaron con chispas hasta ser llamaradas.
Decimos con facilidad
cuando se trata de la paz ajena
que se logra si es que hay cordura y mesura
pero... 
cuando se aplica a nuestras vidas
repetimos los males ancestrales de los espejos caducos...
reflejando nuestras miserias.
Quiero que el alba se levante alegre
que dejemos volar nuestras palomas
portando en su pico mañanero el olivo de la paz,
no de una paz utópica, sino de una real...
de la que apliquemos siempre y en todo lugar,
y no dejemos para otros esa tarea.
No me rindo, yo estoy segura que algún día llegará,
cuando sepamos ser humanos de verdad.

Febrero 24, 1998 Lubbock, USA

 

Para liberar las penas y los poemas
hay que cantar bajito.
Entonar sólo cosas ciertas
promesas que no se rompan
juramentos solares en el desierto.
Permanecer atento al movimiento de la vida
los brazos hacia el cielo
y luego ser sólo de relámpagos y tiempo


Ylia

Página en constante cretividad

Directo al Corazón Siguiente